¿Qué se puede observar con un telescopio? – MadeiraOptics

¿Qué se puede observar con un telescopio?

Publicado por Alexander Steiner en

Las imágenes vívidas y coloridas de la galaxia, los planetas y los cúmulos de estrellas atraen a los que están fascinados por el espacio, ocupados por la abundancia de estrellas y deseosos de ver las maravillas del Universo. Inspirados por la experiencia de los astrofotógrafos, algunos de ustedes pueden querer esta deliciosa afición. Por un lado, parece muy fácil: a diferencia de, por ejemplo, el patinaje o el golf, donde se requiere una aptitud específica. Sólo hay que comprar un telescopio con un objetivo adecuado, esperar a que oscurezca y ya está: podrá contemplar la vista de las estrellas brillantes. Hay quien piensa incluso que, en cuanto apunte el telescopio al cielo nocturno, aparecerán planetas multicolores del tamaño de un balón de fútbol, así como cúmulos de estrellas e incluso galaxias, como en las películas. ¿O incluso que un cometa vuele hacia ti y agite su brillante cola? Lamentablemente no. Los más inteligentes probablemente ya se han dado cuenta de que la realidad es algo diferente. Sin embargo, es cierto que el uso adecuado de un telescopio le permitirá ver numerosos objetos espaciales que le dejarán sin palabras. En caso de que sientas curiosidad y quieras saber cómo empezar con esta fascinante afición, no te preocupes, te ayudaremos. Sólo tienes que seguir este artículo que te aconsejará y responderá a las preguntas más frecuentes de algunos principiantes en el campo de la astronomía.

Para empezar, entendamos cómo funcionan los telescopios. En primer lugar, hay que aclarar que la potencia de aumento -la capacidad de ampliar objetos lejanos- no está exactamente relacionada con la calidad de imagen de un telescopio. Por lo tanto, incluso el telescopio más barato puede ampliar todo lo que quiera, sin embargo, eso no significa que sea capaz de observar nada. Dicho esto, la característica crucial de un telescopio es su resolución. Imagine, por ejemplo, la cámara de un teléfono: ¿recuerda los antiguos teléfonos "Nokia" que tenían cámaras de 1 a 2 megapíxeles? La verdad es que ambos son casi iguales en el sentido de que puedes acercarte y alejarte. Pero, de hecho, las fotos que hacen son completamente diferentes: una es borrosa, sin ningún detalle, mientras que la otra es brillante y hermosa, pudiendo ver incluso la punta de las pestañas. ¿Por qué? Todo es cuestión de resolución. El mismo principio se aplica a los telescopios. Imaginemos que un telescopio es como una "cámara" instalada en el ojo. Si compras una "cámara" sencilla y barata, podrás ver los objetos con claridad hasta 70 aumentos, pero a medida que te acerques más y más, los objetos se volverán oscuros e imprecisos. En cambio, si compras una cámara superior, puedes conseguir un aumento de hasta 500 veces y comprobar que no perderás calidad de imagen y el tamaño de los objetos seguirá siendo el mismo.

La resolución se mide en ángulos de segundo (es de sólo 0,00028 grados). Cuanto mayor sea el diámetro de la lente, mejor será la resolución y más objetos lejanos se podrán ver. De hecho, para conseguir una calidad de imagen superior, el aumento no debe superar el diámetro del objetivo en milímetros. Por ejemplo, un objetivo de 100 mm será perfecto para un aumento de 100x. Cuando el objetivo es de buena calidad y las condiciones meteorológicas son normales, algunas personas aumentan el aumento hasta 1,5 o 2 veces, sin embargo, en nuestra opinión no es recomendable aumentar el aumento.

Seguro que estás deseando descubrir todo lo que puedes contemplar con un telescopio y nosotros estamos dispuestos a enseñártelo, pero antes vamos a eliminar algunos mitos populares:

¿Puedo ver los satélites?

No, se mueven demasiado rápido. Apenas se les podría ver.

¿Puedo ver las estrellas a través del telescopio?

Sí. Descubrir o ver los detalles, ya no. La única estrella que se puede ver en detalle es el sol.

Si tiene grandes expectativas de examinar los discos estelares en detalle y descubrir las diferencias entre las estrellas de la constelación de la Osa Mayor y la Osa Menor, puede olvidarse de ello. La estrella más cercana a nuestro sistema solar, Próxima Centauri, es 7 veces más pequeña que el Sol y está a 4 años luz. Para poder verlo, se necesitaría un telescopio con una lente de 140 metros de diámetro, lo que es imposible en condiciones terrestres. Actualmente, el mayor telescopio óptico, el Gran Telescopio de Canarias, tiene un espejo de sólo 10,4 metros de diámetro. De este modo, en un futuro próximo sólo podremos ver las estrellas como pequeños puntos brillantes rodeados de anillos concéntricos.

¿Qué le parece ver las huellas del primer hombre que pisó la luna? ¿La bandera americana? ¿El vehículo lunar?

No, no y no. Entonces surge la pregunta: ¿por qué vemos galaxias enteras que están lejos, pero no se pueden ver los objetos de la luna de cerca? Por la misma razón que las estrellas que están lejos: el poder de resolución de cualquier telescopio óptico es demasiado pequeño para ver objetos tan diminutos, aunque estén a una distancia mucho menor. Con el mismo telescopio -Gran Telescopio Canarias- podrá distinguir objetos de ese tamaño a una distancia máxima de 10.000 km. Y dado que la Luna está a una distancia de 380.000 km del planeta Tierra, el objeto más pequeño que podemos ver debe medir al menos 20 m. Además, las galaxias brillan y destacan sobre el fondo oscuro del espacio astral, mientras que, por el contrario, los objetos que quedan en la luna no destacan. El contraste con la superficie es nulo y lo máximo que podemos ver es una débil sombra. La pregunta "Entonces, ¿por qué es necesario un telescopio?" es formulada por usted, quizás con cierta decepción. Sin embargo, no subestime las cosas increíbles y únicas que puede observar a través de un telescopio.

  1. La Luna

La Luna es el único satélite de la Tierra y también un maravilloso objeto de observación. Un pequeño telescopio será suficiente para observar los innumerables cráteres, grietas, mares y surcos que existen en la Luna. Ya sea con 100 aumentos o incluso más, la Luna no cabrá en el campo de visión de su telescopio, por lo que tendrá que hacer sus observaciones por fases. Si las condiciones meteorológicas son favorables, podrá observar la Luna cada noche en función del cambio de fase, para poder analizar cada detalle.

  1. El Sol

Es la única estrella que podemos observar de forma óptima con un telescopio. En primer lugar, asegúrate de tener un protector solar fiable y ten en cuenta que las gafas de sol, los discos o cualquier otro material de bricolaje son altamente inaceptables. El sol sólo puede observarse a través de un filtro solar especial, de lo contrario puede dañar los ojos y provocar una ceguera total. Los astrónomos incluso bromean sobre esta situación: "Sólo se puede ver el Sol a través del telescopio sin filtro solar dos veces en la vida: primero con un ojo y luego con el otro". Es realmente imperativo tener un filtro solar correctamente y bien fijado al tubo del telescopio para comenzar sus observaciones de esta estrella. Incluso con un telescopio más pequeño, podrá ver las manchas solares, que son puntos oscuros en la superficie brillante del Sol. Observando estas manchas, cada día, se puede observar realmente la rotación del Sol, que gira con una frecuencia de 25 días. El Sol es el único objeto astronómico que se puede observar durante el día.

  1. Planetas

Podrás observar los planetas del Sistema Solar en tu telescopio, no se verán tan grandes y brillantes como en las fotos tomadas por las naves espaciales. En cambio, parecen pequeños puntos brillantes. Por ejemplo, el planeta Mercurio aparece como una estrella cuando lo miras con un telescopio pequeño o si lo miras con un telescopio más grande, puedes ver su fase, un pequeño "gancho".

¿Sabías que el objeto más brillante del cielo, después del Sol y la Luna, es el planeta Venus, también llamado el lucero del alba? A veces incluso se puede ver a simple vista durante el día y darse cuenta de que está cubierto por una densa atmósfera opaca, por lo que no se puede distinguir ningún detalle de su superficie, sólo se pueden ver fases similares a las lunares.

En cambio, Marte, incluso con un gran telescopio, sólo es visible como un pequeño círculo. Existe el mito de que podemos observarlo al menos una vez al año como un enorme disco rojo, del tamaño de dos lunas, pero esto no es cierto, es sólo un mito. Durante el llamado periodo de oposición, es decir, cuando la distancia entre Marte y la Tierra es mínima, se podrán ver las manchas oscuras del planeta, que se llaman mares.

Saturno no le defraudará, ya que es quizás el planeta más bello. Los anillos son visibles incluso con un telescopio pequeño, pero es cierto que será más ventajoso si se observa con telescopios de al menos 200 mm de diámetro. Por lo tanto, podrá ver sus satélites, la división principal entre los anillos, llamada brecha de Cassini, y los cinturones nebulosos.

En cuanto a Júpiter, fue el primer planeta observado por los antiguos astrónomos y se caracteriza por estar ligeramente aplanado debido a su rápida rotación alrededor de su eje. Incluso con un telescopio pequeño se pueden ver dos bandas en el disco del planeta: son los cinturones nebulares. Si se mira con un telescopio más grande se pueden ver entre 5 y 6 bandas, así como el famoso vórtice gigante con forma de mancha roja. Incluso se pueden ver cuatro satélites galileanos: Io, Europa, Ganímedes y Calisto, que proyectan sus propias sombras sobre Júpiter al pasar por delante de él. Por último, Urano y Neptuno sólo se ven como puntos brillantes de color azul-verde, sea cual sea el telescopio que tengas.

  1. Galaxias

Sabemos que cada galaxia tiene miles de millones de estrellas, pero sólo podemos verlas como pequeños puntos blancos y a mayor aumento se pueden ver sus formas y brazos espirales. Las numerosas fotografías en color de galaxias que existen están tomadas con cámaras electrónicas, con una larga exposición, cuando la luz se acumula en la matriz de la cámara y el resultado es muy brillante. Sin embargo, vemos los objetos espaciales principalmente en blanco y negro, ya que nuestros ojos son incapaces de soportar exposiciones largas. Una de las galaxias más cercanas a la Tierra es la nebulosa de Andrómeda, con una distancia de unos 2,5 millones de años luz. Debido a esta distancia, que aunque digamos que está "cerca" es relativamente grande, sólo fue posible ver cómo era hace unos 2,5 millones de años, cuando no había gente en la Tierra.

  1. Cúmulos de estrellas

Los cúmulos de estrellas, o Pléyades, pueden ser esféricos o dispersos. Todas las estrellas del cúmulo están interconectadas por la gravedad y se mueven, en el campo gravitatorio, como una sola. Las agrupaciones dispersas suelen tener una forma aleatoria y no se concentran en el centro. Una de las más famosas son las Pléyades, situadas en la constelación de Tauro, donde se pueden ver cúmulos dispersos, más o menos como estrellas apiladas. Las esféricas parecen puntos redondos, que se convierten en estrellas si se utiliza el telescopio con lentes de 150 mm o más de diámetro, que se asemejan a un enjambre de abejas porque cuanto más cerca están del centro, más densamente se sitúan unas con otras.

  1. Estrellas binarias

Las estrellas pueden girar alrededor de otras estrellas, al igual que los planetas. Los cúmulos estelares se denominan sistemas estelares binarios o múltiples, y aunque no se puedan ver los discos estelares en detalle, siempre merece la pena verlos. Suelen tener diferentes colores, por ejemplo: una estrella es roja, otra es amarilla o azul. También es posible observar estas pequeñas y brillantes luces, incluso con un pequeño telescopio o incluso con prismáticos. Una de las estrellas binarias más bellas se llama "Albireo" y se encuentra en la constelación de Cygnus.

  1. Nebulosas

Las nebulosas son como galaxias que suelen observarse cuando el cielo está muy oscuro. Sin embargo, es mejor alejarse, por ejemplo en el campo, ya que la iluminación urbana puede estropear toda la experiencia. Sólo podrá ver las nebulosas en blanco y negro, porque el ojo humano es incapaz de acumular luz y es insensible a los colores en la oscuridad. Imagine, por ejemplo, que está en una habitación oscura y mira a su alrededor: verá todos los objetos en tonos grises. Nuestros ojos pasan del modo "sensibilidad al color" al modo "fotosensibilidad". Si quiere ver las nebulosas en detalle, tendrá que utilizar un telescopio con un diámetro de al menos 200 mm, aunque incluso con un telescopio pequeño podrá ver la nebulosa de Orión, el anillo en la constelación de Lyra, la nebulosa Halter en la constelación de Vulpecula y muchas otras.

  1. Cometas

Los cometas aparecen en el cielo nocturno muchas veces durante el año. Sólo hay que saber dónde y cuándo buscarlos (para ello, sería bueno tener un calendario de eventos astronómicos). Al igual que las nebulosas y las galaxias, los cometas son visibles como pequeños puntos brillantes, pero también tienen cola. Los cometas grandes y brillantes son raros de ver; pero tales eventos, cuando ocurren, se comentan en todas las noticias de astronomía, lo cual es imposible de perder.

  1. Objetos terrestres

Además de utilizar tu telescopio para las observaciones espaciales de las que hablábamos antes, también puedes utilizarlo como una lupa gigante. Por ejemplo, ¿quieres ver una casa que esté en la cima de una montaña? ¿Puedes ver lo que está escrito en una valla publicitaria lejos de ti? Con un telescopio se puede ver todo esto y mucho más. No obstante, señalamos que un telescopio astronómico ofrece una imagen invertida y, por tanto, necesita un prisma adicional para las observaciones realizadas en la Tierra.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, usted ya conoce los fundamentos de las observaciones astronómicas y se entiende que probablemente no tendrá éxito las primeras veces hasta que desarrolle cierta habilidad. Por lo tanto, cuanto más practiques y experimentes con diferentes telescopios y filtros, más objetos diversos podrás observar. Recuerde que no necesita necesariamente un telescopio de alta gama; a veces los aficionados experimentados con un telescopio pequeño pero de buena resolución pueden obtener mejores resultados que un principiante con un montón de equipos caros.

En conclusión, la astronomía y la astrofotografía son dos aficiones fascinantes que tienen muchos seguidores en todo el mundo. Salga al campo o incluso súbase al tejado de su casa, llévese el telescopio incluso de viaje y comparta las fotos astronómicas con sus amigos, porque sepa que las posibilidades sólo están limitadas por su propia imaginación, así que ¡sea creativo!

No olvide consultar nuestra área de"Telescopios" para elegir el más adecuado para usted.

Levenhuk

Diciembre de 2017


Compartir esta publicacion



← Publicación anterior Última publicación →


0 comentarios

Deja un comentario

Tenga en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que puedan mostrarse.